La Ciencia evoluciona a lo largo de los siglos y necesita apoyo

José Manuel Sánchez Ron asegura que en España “no hemos sido capaces de dar oportunidades a los estudiantes extraordinarios” e incentivar vocaciones científicas.

Tras la muerte del poeta José Hierro, en 2003, pasó a ocupar el sillón G de la Real Academia Española de la Lengua. Al tiempo que desde hace cuatro años, es también académico en la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales. Este perfil que conjuga las ciencias y letras, siendo doctor en Física Teórica por la Universidad Complutense de Madrid y director dela Cátedra dela Historia dela Ciencia en esa universidad, corresponde a  José Manuel Sánchez Ron.

Este físico e historiador de la Ciencia, que cuenta con decenas de publicaciones que divulgan aspectos históricos de la Ciencia, estuvo hace unas semanas  en Zaragoza, para conversar con el conocido científico aragonés Luis Oro, director del Instituto de Catálisis Homogénea (IUCH), en el Ciclo “Conversaciones en la Aljafería”, celebrado en la sala Goya del Palacio de la Aljafería, sede de las Cortes de Aragón.

La obra de José Manuel Sánchez Ron está escrita conintención de llegar a la sociedad”, de comunicar la importancia de la Ciencia, según apuntó la coordinadora de Tercer Milenio, Pilar Perla, encargada de la presentación. Este físico, autor de obras como “Diccionario de la Ciencia” o “El poder de la Ciencia”, restó importancia a su trayectoria, confesando que la razón por decantarse y especializarse en la Historia de la Ciencia obedece a  darse cuenta de que “soy mejor historiador que físico”, porque “si hubiera sabido que iba ser un físico distinguido, hubiera hecho ese camino”.

Este físico, que obtuvo una beca para realizar su doctorado en la European Space Research Organization en Física Matemática e Historia y Filosofía de la Ciencia, aseguró que hubo un tiempo en que estuvo “haciendo las dos cosas”: investigación en Historia y también en Física, hasta que dejó su puesto de profesor titular en Física Teórica en la Universidad Complutense de Madrid y pasó a dirigir la Cátedra de Historia de la Ciencia, ubicada también en el campus madrileño.

“Este es el rocambolesco camino que he seguido”, apuntó este experto que hoy se ha convertido en referente en investigación de la Historiade la Ciencia.“La vida es suficientemente larga para saber el camino que hay que seguir, esto es lo que les digo a mis hijas y a la gente joven”.

Juan José Sánchez Ron, en el Palacio de la Aljafería, donde destacó el importante papel de la Química en la sociedad.

En esta edición del ciclo de “Conversaciones en la Aljafería”, José Manuel Sánchez Ron y Luis Oro, hicieron un repaso a cómo la Ciencia ha evolucionado a lo largo de los siglos, de la mano de figuras que han pasado a la historia como es el caso del físico “Isaac Newton, que incluso pasó a ser director de la casa de la moneda”. En este viaje en el tiempo, el científico Luis Oro, que actualmente preside la Unión Editorial Europea de Sociedades Químicas (EUChemSoc) y la European Association for Chemistry and Molecular Sciences (EuCheMS), deseó también destacar la importante contribución de las mujeres en el avance científico y el papel dela Química en los avances sociales actuales, al ser el 2011 el Año Internacional dela Química, porla ONU.

Dos de las mujeres que destacan por sus contribuciones en el mundo científico químico fueron Rosalind Franklin,  descubridora de la estructura en doble hélice de ADN, y Marie Curie, Premio Nobel de Química (1911), por el descubrimiento del fenómeno de la radiactividad.

La primera de ellas, -según José Manuel Sánchez Ron-, era “una mujer de carácter muy fuerte”, recelosa de compartir sus conocimientos con otros investigadores. Mientras que de la científica polaca Marie Curie, destaca por tener una “vida como una novela”, porque “no lo tuvo fácil”, en una Polonia, mísera y dominada por Rusia.  Pero consigue ir a Francia y estudiar Medicina en la Universidad de Paris, La Sorbonne, llegando ser número uno en su promoción. En 1911 es reconocida con el Premio Nobel de Química, “un premio que considero innecesario, pero entiendo que se le concedió como un homenaje para reconocer a los químicos que el descubrimiento de la radioactividad era algo suyo propio”, puntualizó José Manuel  Sánchez Ron, autor de “Marie Curie y su tiempo”.

José Manuel Sánchez Ron intervino este martes en el Ciclo “Conversaciones en la Aljafería”, donde conversó con el conocido científico aragonés Luis Oro. La presentadora fue Pilar Perla, coordinadora del suplemento Tercer Milenio.

El autor del “Poder de la Ciencia”  subrayó también el trabajo de  Marie Curie, en una época en la que pocas mujeres accedían a estudios superiores, y la calificó como una “mujer de gran energía, devoción por la Ciencia y con un compromiso social intenso”. Tanto es así, que la carismática figura de esta reconocida química es la imagen de los sellos emitidos por Correos con motivo del 2011 como Año Internacional dela Química.

Otro tema de conversación que abordaron los científicos Luis Oro y José Manuel Sánchez Ron en este ciclo, ante un público que alcanzaba el medio centenar de personas, fue la importancia de promocionar e impulsar a los jóvenes con talento hacia la trayectoria científica.

En España no hemos sido capaces de dar oportunidades a los estudiantes extraordinarios, para que lleven a cabo todo su potencial”, señaló Sánchez Ron, al tiempo que Luis Oro apuntaba que otro déficit es la reducción de horas en las asignaturas de Física y Química en Educación Secundaria.  En el caso de la Química, que es “algo experimental”, se debería incidir en hacer prácticas en laboratorio en los institutos, para que los jóvenes comprendieran que la Química es “una ciencia creativa”, porque los “químicos creamos moléculas”, señaló este investigador especializado en Química organometálica y catálisis homogénea, que también ve prioritario un “sistema educativo basado en la pregunta”.

Ambos científicos coincidieron en señalar el importante papel de la Química en la sociedad, reconociendo que “no tiene tan buena prensa como la Física”, algo a lo que Luis Oro atribuye que se debe a un “problema de comunicación”, porque “no es tan fácil de vender” como los temas de Física o del Universo.

En esta área, en Química, España se encuentra en buena posición en cuanto a publicaciones científicas, ocupando el noveno puesto, precediendo ala Física. Elreto recae en la divulgación social, en trasladar a los ciudadanos que “la Químicaes la base de todo, de los colores, del aire, de los medicamentos. Todo es Química”, reconoció el físico José Manuel Sánchez Ron.

Estas conversaciones concluyeron con un reto que deben asumir los responsables políticos: la necesidad de invertir en Ciencia. “No podemos dejar de invertir en I+D+i, si no queremos que nuestros hijos vivan peor que nosotros”, señaló Sánchez Ron, que seguidamente prosiguió reconociendo que “vivirán peor, seguro”. De ahí que sea muy importante la formación, porque “dentro de 20 ó 30 años la tecnología no tendrá nada que ver con la actual, pero si las personas tienen una buena preparación podrán dedicarse y adaptarse a estos nuevos avances”, subrayó Luis Oro.  Con estas reflexiones se cerró este interesante ciclo organizado por las Cortes de Aragón.

Artículo escrito por Rosa Castro, publicado en Aragón Investiga

 

Esta entrada fue publicada en Aragón, Aragón Investiga, Ciencia, Divulgación Científica y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *